DESPUÉS DE CASI TRES AÑOS ATRAPARON AL “LOCO DEL FUSIL”

El 4 de febrero de 2020, dos delincuentes interceptaron a un hombre que iba andando en moto y uno de ellos intentó matarlo. El suceso había ocurrido en la esquina de las calles Irala y Ricardo Rojas, en Quilmes Oeste.

El delincuente le disparó varias veces haciendo que el mismo cayera del vehículo. Los vecinos llamaron al 911 y, al llegar, los policías y una ambulancia trasladaron a la víctima al Hospital de Quilmes. Allí, el hombre fue tratado por los disparos en el tórax y cráneo y se salvó de milagro.

Luego de eso, la víctima pudo identificar a la persona que le había disparado. Se trataba de Leonardo Gabriel Almirón, alias “Peko” o “El loco del fusil”. El delincuente ya lo había amenazado varias veces anteriormente. Además, según la víctima se trataba de una persona peligrosa ya que tiene armas de grueso calibre.


Después, la policía realizo dos allanamientos vinculados a Peko, pero él ya se había escapado. Entonces, se colocó un pedido de captura desde diciembre del 2020 sobre el delincuente.

Luego de meses de investigación, descubrieron que Peko se encontraba ocultándose en un domicilio en la Calle  394 de Quilmes Oeste. Allí, la policía encontró al delincuente caminando por la calle. Frente a esto, lo interceptaron y lo detuvieron para trasladarlo a la Comisaría 9na de Quilmes “Barrio Parque Calchaquí”.